martes, 1 de junio de 2010

Soy un juguete


Soy un juguete viejo.
Para tí, soy ese juguete que dejas de usar cuando ves uno nuevo;
Sin mayor explicación te vas con el juguete nuevo,
mientras yo, aquí tirada, veo lo maravilloso que parece para tí jugar con él.
Tras varios días sin ver al juguete nuevo, quieres volver a jugar conmigo;
me ves reacia y me dices que nunca has dejado de querer jugar conmigo,
pero mis ojos y mis oídos de plástico no están muy de acuerdo.
Ellos creen que sólo vienes a mí porque echas de menos jugar o porque te has cansado del juguete nuevo,
pero no porque pienses que soy el mejor juguete del mundo.

Soy un juguete nuevo.
Para tí, soy ese juguete con pilas, que anda, ríe, come, caga y llora;
mientras tú simplemente permaneces inmóvil, sin articulaciones, muñeca de trapo.
Como buen juguete viejo que se precie, no entiendes los cambios ni el progreso,
y te niegas a entenderlo... diciéndo una y otra vez que lo normal para los niños es jugar con muñecas de trapo;
juzgándome y rechazándome sólo porque no entiendes que ya vivimos en otra época y que si tan sólo pudieras adaptarte a los cambios podríamos ser amigas.

Soy un juguete viejo.
Para tí, soy ese juguete que tienes desde hace muchos años,
pero que aun así nunca deja de gustarte por muchos juguetes nuevos que te regalen.
Juegas con ellos unos días, sin dejar nunca de hablarme, para no usarlos nunca más
y volver a emplear todo tu tiempo en mí.
Pase lo que pase nunca dejo de ser tu juguete preferido,
ese juguete con el que siempre tienes ganas de jugar.
Y es que entre tus brazos siempre parece que todo va bien.

4 comentarios:

Siros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafa =) dijo...

Muy original :)

Luz en la oscuridad dijo...

me gusta mucho...creo que siempre hay un juguete especial para cada persona, y ningún otro juguete, por muy nuevo que sea, lo supera.
es precioso ^^

aeiou260199038 dijo...

y ningún otro juguete, por muy nuevo que sea labatterie lo supera.