miércoles, 15 de abril de 2009

Brillando juntos


Si quieres probar mi sabor,
házlo ahora, porque con los años,
mi piel se está volviendo dura como la de un vampiro,

Si me muerdes ni grito ni sangro,

Aunque duela más que nunca,
mi cuerpo se ha inmunizado
hasta tal punto que preferia dormir,
dormir pero no soñar,
pues yo sólo tengo pesadillas

Pero algo ha cambiado

Un rayo de sol
allí, desde lejos,
toca cada día mi alma,
reconfortándome,
cargardonme de fuerza
para sonreir no sólo con los labios
sino también con los ojos

Y si yo ilumino tus noches
es sólo porque tu iluminas mis días

4 comentarios:

Yuki dijo...

luz... hay que ir a por ella ^^

Siros dijo...

en este momento creo firmemente que ni el más bello de los versos podria expresar lo que me has mostrado jajaja

k@T dijo...

Soy nuevo por estos lugares...y solamente hacer de que os percateís de que cuando escribís lo haceís con con los ojos cerrados y disfrutando...mi lady, escuchaís vuestra propia música y sonreís sin querer.

me gustó

kayako saeki dijo...

Esas últimas frases son geniales !!!
Hay ke buskar la luz ke nos sake de nuestras tinieblas......

Besos.....